La mayoría de nosotros llevamos nuestros vehículos al lavadero para ser limpiados y pulidos cuando están sucios, pero tendemos a descuidar un poco el interior.

Los asientos de cuero son un lujo y pueden durar toda la vida de tu vehículo si los cuidas adecuadamente. Los asientos de cuero limpios pueden marcar la diferencia en el aspecto de tu coche y también pueden añadir valor si estás pensando en venderlo.

La conclusión es la siguiente: si has gastado los euros extra en un vehículo con asientos de cuero, entonces se prudente e invierte algo de dinero en el tipo adecuado de productos de limpieza para hacer que el interior de tu coche brille.

No te dejes intimidar por el cuero. Con la mezcla correcta de productos, la limpieza de los asientos es fácil y el resultado final es a menudo muy satisfactorio también.

Esto es lo que necesitarás para limpiar tus asientos de cuero como un profesional:

  • Cubo
  • Acondicionador de cuero
  • Cepillo de fregar con cerdas suaves
  • Aspiradora de coches
  • Tela de microfibra limpia

Una vez que hayas reunido todo lo que necesitas, tendrás que reservar un tiempo para revisar los asientos a fondo. Como estás a punto de realizar una limpieza profunda adecuada, es importante revisar los asientos para ver si hay agujeros, desgarros y perforaciones en el cuero.  Si encuentras agujeros o desgarros, asegúrate de que no entra líquido en el interior, ya que esto podría dañar la espuma interior.

 

¿Cómo se limpian los asientos de cuero perforados?

Muchos coches han sido fabricados con asientos de cuero perforados. No sólo puede ser una característica de diseño estético, sino que con los asientos calefactados, a menudo, hay perforaciones en el cuero que permiten que el aire fluya a través de ellos. Sin embargo, esto no tiene por qué ser un problema cuando se trata de limpiar el cuero. Sólo recuerda, que si tienes agujeros perforados en tus asientos de cuero entonces vas a necesitar mucho menos líquido. Añade el limpiador de cuero a un cepillo o paño limpio en lugar de directamente sobre el cuero en este caso, y si sientes que has añadido demasiado líquido entonces puedes usar una aspiradora de coche o un secador de pelo para eliminar o secar el exceso de humedad.

Aspiradora

Tanto si el cuero de tu coche está perforado como si no, vas a empezar tu limpieza profunda con una aspiradora. Usando una aspiradora húmeda/seca con un cabezal de cepillo suave, usa cuidadosamente la aspiradora para remover cualquier pedazo grande o pequeño de escombros. Presta especial atención a las costuras, ya que es aquí donde la mayoría de los restos de suciedad suelen acumularse. Ten cuidado al aspirar de no rayar la superficie. Cuando termines, estarás listo para la siguiente etapa.

Antes de añadir cualquier producto (aparte del agua) a tus asientos de cuero, asegúrate de que has leído el manual de usuario de tu vehículo para comprobar la mejor manera de cuidar tus asientos. Realiza siempre una prueba de detección para comprobar y ver cómo reacciona el cuero.

Antes de limpiar a fondo los asientos de cuero, es importante eliminar la suciedad de la superficie. Utilizando una botella pulverizadora de agua y jabón para cuero o un limpiador de cuero, ponte a trabajar para eliminar cualquier signo evidente de suciedad, que puede incluir grasa, polvo o suciedad.

Frotar

Ahora es un buen momento para realizar otra prueba de fuego en una pequeña parte de tus asientos de cuero para ver cómo reacciona el producto. Encuentra un punto que esté oculto a la vista y prueba un área pequeña con el limpiador de cuero que hayas elegido. Espera a que se seque antes de examinarla para ver si hay alguna mancha o daño potencial.

Si no te importa seguir limpiando, es el momento de aplicar la solución limpiadora de cuero directamente sobre los asientos de cuero del coche (a menos que, por supuesto, el cuero esté perforado; para ello, tendrás que añadir primero la solución a un paño para reducir al mínimo la aplicación de líquidos). Revisa las instrucciones del frasco, pero normalmente sólo se necesita un poco de solución.

Para activar la espuma y agitar la suciedad y llevarla a la superficie, debes usar un cepillo limpio de cerdas suaves para frotar suavemente la superficie. Es importante ser suave en esta etapa ya que lo último que quieres hacer ahora es rascar tus asientos de cuero.

Una vez que haya fregado el asiento de cuero, la siguiente etapa es usar un paño de microfibra limpio para limpiar los asientos y absorber cualquier exceso de solución de limpieza de cuero.

Si todavía quedan manchas de suciedad en los asientos de cuero del coche, sólo tienes que repetir los pasos anteriores. Aplica un poco más de solución limpiadora de cuero, frota suavemente con el cepillo y luego limpia, recordando que debes evitar que el líquido entre en los agujeros o las roturas.

Hay muchos beneficios de usar un acondicionador de asiento de cuero de buena calidad. El propósito principal es restaurar el cuero poniendo aceites naturales de nuevo en el material. Después de fregar y limpiar los asientos de cuero del coche, se ha secado el cuero, por lo que estos aceites son esenciales para el mantenimiento óptimo de los asientos del coche.

Asegúrate de comprar un acondicionador de cuero de alta calidad y no compres nunca el más barato del mercado. Lo último que quieres hacer en esta etapa es añadir producto barato a los asientos y arruinarlos. Además, los acondicionadores de cuero baratos tienden a dejar tus asientos con aspecto y sensación de grasa, lo cual no es un buen aspecto para el vehículo. Nunca elijas un acondicionador de cuero que contenga cera, silicona o petróleo. Elije un producto a base de agua con PH balanceado. Si puedes encontrar uno con filtro solar, es aún mejor – ¡no es sólo nuestra piel la que necesita protección! Un acondicionador de cuero de alta calidad con protector solar puede proteger tus asientos contra la decoloración y los daños causados por el sol.

Como con cualquier otro producto nuevo que pienses probar en los asientos de cuero, encuentra un área discreta para probar el producto y una vez que estés satisfecho, puedes continuar con total tranquilidad.

Usando el producto con moderación, deberías añadir el acondicionador de cuero a un paño limpio de microfibra o una esponja para frotar o masajear suavemente el producto en el cuero. Sigue las instrucciones del producto, pero como regla general, debes usar el producto con moderación para evitar que los asientos de cuero del coche se engrasen.

Si tienes asientos de cuero perforados, sólo necesitarás añadir un poco del producto para que no termine obstruyendo los agujeros.

 

Tiempo de secado

Una vez que los asientos de cuero del coche han sido aspirados, fregados y acondicionados, es hora de dejar el coche un rato para que se seque. Te recomendamos que intentes dejar el coche durante al menos 12 horas y aparcarlo en un lugar sombreado, bien alejado de los rayos del sol. Como mencionamos antes, el sol puede dañar los asientos de cuero, por lo que en este período de secado es muy importante que lo mantengas alejado del sol directo y de sus dañinos rayos UV.

 

Pulirlo

Una vez que el producto haya tenido tiempo de secarse, tus asientos de cuero estarán listos para un buen pulido. Usando un paño de microfibra limpio y seco, puedes usar movimientos circulares para limpiar y pulir los asientos. Aquí es donde todo tu trabajo y esfuerzo se verá realmente. Limpia cualquier exceso de acondicionador y entonces ya habrás terminado.

 

Estos son los “sencillos”pasos que has de seguir para obtener como resultado unos asientos de cuero perfectamente limpios y con aspecto de nuevos.

Como siempre, DETAILCar busca lo mejor para la imagen de tu coche.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *