Como decíamos en nuestra anterior publicación, es muy importante tener y mantener nuestras manos limpias para protegernos del virus.

Para ello, lavarse la manos con agua y jabón o con alcohol en gel es fundamental.

En muchas ocasiones y según tu actividad diaria no dispondrás fácilmente de agua para lavarte las manos. Por eso, llevar una botella o bote de alcohol en gel puede marcar la diferencia.

El uso prolongado del alcohol en gel, además de caro, puede suponer daños en la piel que a la larga pueden complicarse.

Con el objetivo de ahorrar pero sobre todo pensando en nuestra salud, fabricar tu propio desinfectante de manos es una opción interesante con la que te aseguras que el desinfectante solo contenga productos completamente naturales, no nocivos libres de químicos tóxicos y conservantes peligrosos para la salud y la piel.

Recomendaciones previas:

El desinfectante debe contener mínimo, un 60% de alcohol isopropílico.
Si tienes la piel sensible, añade al menos un 30% de Aloe Vera.
A la hora de desinfectarse las manos, sigue las indicaciones de la OMS que encontrarás en el anterior post.

Ingredientes:

Receta para crear el gel desinfectante:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *