Notice: A non well formed numeric value encountered in /homepages/34/d716491957/htdocs/wp-content/themes/flexi/includes/styling.php on line 79
30 enero, 2020

Los mejores consejos para el cuidado del automóvil

Todos hemos escuchado estas historias, coches y camiones que duran 100.000, 200.000, incluso 300.000 kilómetros.

¿Cuál es el secreto? Tres palabras: mantenimiento, mantenimiento, mantenimiento.

Y es que, seamos sinceros, nadie lee el manual del propietario. Y este es el principio de la debacle. En este manual, además de conocer perfectamente el funcionamiento de nuestro vehículo, viene especificado el sistema de revisiones, la correa de distribución, el cambio de aceite, etc,. fundamental para un correcto funcionamiento del coche.

A continuación te enumeramos 10 consejos de mantenimiento para que el motor, la transmisión y otras piezas costosas de tu vehículo duren más tiempo. Lo más importante es leer el manual del propietario para evitar cientos, e incluso, miles de euros  en reparaciones.

Revisa el aceite:

La tarea más sencilla para aumentar la vida útil de tu vehículo es mantener la cantidad adecuada de aceite en el motor. Además, cambia el aceite y el filtro a los intervalos recomendados en el manual del propietario, por ejemplo, cada 1.000, 5.500 o 10.000 kilómetros.  El aceite lubrica las piezas del motor. En segundo lugar, el aceite es un fluido que dispersa el calor. Parte del aceite es quemado por el motor, por lo que necesita ser repuesto cuando el nivel desciende. Asegúrate de que sea el aceite indicado para tu motor.

Cambio y reciclaje del refrigerante del radiador:

El refrigerante tiene inhibidores de óxido que se descomponen con el tiempo. El óxido y la corrosión pueden acumularse y dañar un motor, tapar un termostato y dañar una bomba de agua. Algunos fabricantes de automóviles recomiendan un cambio de refrigerante cada 20.000 kilómetros, algunos sugieren más de 50.000 kilómetros. Una vez más, revisa el manual del propietario.

Llena el líquido de frenos:

Mientras estás bajo el capó revisando los líquidos, es un buen momento para revisar el nivel del líquido de frenos. Coloca el vehículo en una superficie nivelada, y luego desenrosca la tapa del depósito. El nivel del líquido de frenos debe estar entre las marcas mínima y máxima del depósito de líquido. Utiliza el líquido recomendado por el fabricante del automóvil y añade al nivel adecuado. Reemplazar el líquido de frenos no aumentará la longevidad del sistema de frenos pero podría salvarte la vida, algo aún más importante. El líquido de frenos absorbe agua con el tiempo, lo cual degrada tu eficacia para proporcionar potencia de frenado.

Si tienes demasiada agua en el líquido de frenos, pisar fuerte los frenos genera calor que a tu vez puede hervir el agua en la línea y como resultado, aumentar la distancia de frenado del vehículo.

Mantenimiento de la caja de transmisión: Esta es una reparación muy costosa cuando las cosas van mal. El líquido dentro de la caja de transmisión en los vehículos de tracción en todas las ruedas y en las cuatro ruedas debe ser reemplazado a intervalos prescritos. Sigue las recomendaciones del manual del propietario, una vez más.

 

Cambiar las ruedas:

Los neumáticos son caros, por lo que seguro que quieres que duren. El manual del propietario dirá cuándo se deben cambiar los neumáticos y comprobar la alineación. Igual de importante es mantener la presión de aire adecuada para sacar más kilómetros de cada neumático. Una etiqueta en el marco de la puerta del conductor indica la presión de los neumáticos delanteros y traseros.

Mantén un filtro de aire del motor limpio: Un filtro de aire sucio puede reducir los kilómetros por litro de gasolina, perjudicar el rendimiento del motor y contribuir a aumentar las emisiones del motor.

 

No requiere mantenimiento

Hay algunos componentes en los coches que en un momento dado requerían un mantenimiento regular, pero debido a los avances tecnológicos, ya no es necesario. Las rótulas y la articulación de la dirección que en un tiempo requerían lubricación, ya no la necesitan; las nuevas bujías pueden durar 100.000 kilómetros y, en un tiempo, las baterías de los vehículos (que ahora están selladas) necesitaban que se comprobara periódicamente el nivel de agua en el electrolito.

 

Como ves, no se trata de una labor de ingeniería muy laboriosa. Mantener un coche en perfecto estado de “salud” depende de ti, y tu dependes de algo tan sencillo como el manual de usuario del vehículo.

2 Comments

  1. Awesome post! Keep up the great work! 🙂

    1. Thanks a million!

Leave your comment

Please enter your name.
Please enter comment.

Uso de cookies
Para garantizarle una navegación por nuestra web segura y de calidad, le informamos que utilizamos Cookies. Si está de acuerdo clique ACEPTAR. Puede bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Para más información consulte nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies