Notice: A non well formed numeric value encountered in /homepages/34/d716491957/htdocs/wp-content/themes/flexi/includes/styling.php on line 79
2 enero, 2020

Cómo limpiar y detallar el interior de tu coche

No cabe duda de que la limpieza y detallado de nuestro vehículo es algo importantísimo para la imagen general de este. Podemos dejarlo en manos de un equipo profesional, como DETAILCar, o bien, podemos realizarlo nosotros mismos. Por supuesto el resultado nunca será el mismo, pero, de todos modos, te ofrecemos una serie de consejos y directrices para que el trabajo realizado sea todo un éxito.

 

Materiales y herramientas de limpieza

Si tienes una aspiradora decente y un surtido de productos de limpieza, ya tienes la mayoría de los artículos necesarios. Añade  toallas, cepillos, trapos y esponjas, y estarás listo para empezar.

Aspiradora. Una aspiradora con una manguera de extensión y accesorios de mano es ideal – necesitarás accesorios para limpiar alfombras y rincones estrechos y de difícil acceso. Una máquina de limpieza a vapor también puede ser útil.

Productos químicos de limpieza. Es probable que ya tengas a mano los productos necesarios para limpiar superficies incluyendo vinilo, plástico, tapicería y alfombras. Haz un inventario rápido de las superficies de tu coche.

Materiales para limpiar y pulir. Para un trabajo serio de detallado, necesitarás un amplio surtido de toallas y trapos – desde toallas de tela de rizo para fregar, hasta trapos de tela fina sin pelusa para limpiar y pulir. Para obtener un espectacular brillo en las superficies, sin la preocupación de los arañazos, no hay nada mejor que un paño de microfibra. Antes de empezar, asegúrate de que los paños estén libres de cualquier químico residual.

Cepillos y Aplicadores. Los cepillos de diferentes tamaños son imprescindibles para limpiar el polvo de las rejillas de ventilación y otros lugares de difícil acceso. Dependiendo del limpiador, puedes necesitar un cepillo de cerdas duras, una esponja o un trapo.

 

Alfombras

Este es un buen lugar para empezar, ya que las alfombras tienden a ser las superficies más sucias. Sin embargo, dependiendo de cuán sucio esté el resto del interior, es posible que desees limpiar la alfombra en último lugar.

Antes de comenzar, quita todas las monedas, papeles, envoltorios de comida y otros objetos que se hayan acumulado. Desliza los asientos hacia adelante y hacia atrás para asegurarse de que no se te escapa nada.

Alfombras de piso

Retira las alfombras y sacude vigorosamente la suciedad. Algunos tapetes tienen profundas hendiduras para atrapar el agua y la nieve derretida de tus botas de invierno, y la suciedad puede apelmazarse entre las ranuras.

Si una buena sacudida no es suficiente, intenta aflojar la suciedad con un cepillo rígido. Limpia entre las ranuras con la boquilla de la manguera de tu aspiradora. Una vez que todos los tapetes estén libres de suciedad, lávalos con un chorro de agua fuerte de una manguera de jardín, por ejemplo. Deja que se sequen al aire completamente. Si lavas los tapetes con un detergente, asegúrate de que el producto de limpieza no deje los tapetes resbalosos e inseguros mientras conduces.

Como se ha mencionado, la mejor manera de lavar casi cualquier alfombra es con una máquina de limpieza a vapor – los modelos de mano son ideales si dispones de uno. Si no, muchos productos comerciales de limpieza de alfombras seguirán funcionando. La variedad de espuma de los productos de limpieza de alfombras es una buena opción.

Para la mayoría de los productos, sólo tienes que rociarlo y cepillarlo con un cepillo de dureza media, aplicando un poco de grasa para las manchas y las áreas problemáticas. Ten cuidado de no mojar demasiado la alfombra ya que esto puede provocar un posterior crecimiento de moho. Si la alfombra se satura durante el proceso, usa una toalla limpia y absorbente para secarla.

Las manchas que son difíciles de extraer pueden requerir una resistencia industrial o un producto de limpieza especializado.

 

Asientos

Los tres tipos principales de material utilizados para los asientos de coche son la tapicería de cuero, vinilo y tela, cada uno de los cuales requiere diferentes métodos de limpieza. Limpia los asientos (y las áreas alrededor y entre ellos) con una aspiradora para eliminar la mayor cantidad de suciedad posible de los asientos antes de aplicar cualquier compuesto de limpieza.

 

Cuero

El cuero tiene un inconveniente: mantenerlo limpio y con aspecto de nuevo puede ser difícil. Con el paso del tiempo, la suciedad se incrusta en la superficie, cambiando posiblemente el cuero de color claro a un tono sucio. Afortunadamente, un buen producto de limpieza de cuero puede solucionar esto en poco tiempo.

La mayoría de los compuestos limpiadores de cuero deben ser rociados o aplicados en el asiento, y se trabaja en el material frotándolo con una toalla. Si utilizas una toalla, asegúrate de darle la vuelta con frecuencia para que utilice constantemente el lado limpio. Una vez finalizado el proceso de limpieza, seca los asientos con un paño de microfibra.

Deja pasar un par de horas para que el cuero se seque completamente. A continuación, aplica un acondicionador de cuero para mantener el material flexible.

 

Vinilo

En comparación con el cuero, los asientos de vinilo son muy fáciles de cuidar. La limpieza es rápida y fácil. Muchos de los productos que ya tienes funcionarán bien. Incluso algunas marcas de limpiacristales hacen un buen trabajo.

Revisa las etiquetas de los productos que tengas a mano para identificar uno que sea compatible con el vinilo. Luego, rocía los asientos del coche con el limpiador y limpia con un trapo. Asegúrate de no aplicar el limpiador en ningún material interior que pueda ser dañado por el exceso. Limpia los asientos completamente, utilizando un segundo paño para secarlos. En una hora más o menos, los asientos de vinilo estarán listos para su uso.

 

Tela

Cuando se trata de un asiento de tela difícil de limpiar, ten cuidado. Cuantos más productos de limpieza líquidos uses, más húmedos se vuelven los asientos; las telas que absorben demasiada humedad no se secarán completamente, dejando tu coche con olor a moho.

Para minimizar el uso de productos químicos fuertes y correr el riesgo de mojar los asientos del coche, espolvorea un poco de bicarbonato de sodio en los asientos. Después de varias horas, aspira el bicarbonato de sodio y tu coche comenzará a oler bien y fresco. Sólo recuerda: cuanto más tiempo dejes el bicarbonato de sodio en el asiento, más olor absorberá.

 

En esta primera parte de nuestro tutorial de limpieza hemos hecho un recorrido a la limpieza de alfombras y asientos del coche. Sin duda, dos de las partes fundamentales. En la próxima entrega te comentaremos cómo limpiar el cuadro de instrumentos y las partes plásticas de nuestro vehículo.

 

Esperamos que estos consejos te sean realmente útiles y puedas aplicarlos a tu propio coche.

Leave your comment

Please enter your name.
Please enter comment.

Uso de cookies
Para garantizarle una navegación por nuestra web segura y de calidad, le informamos que utilizamos Cookies. Si está de acuerdo clique ACEPTAR. Puede bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Para más información consulte nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies