Notice: A non well formed numeric value encountered in /homepages/34/d716491957/htdocs/wp-content/themes/flexi/includes/styling.php on line 79
27 junio, 2019

Cómo utilizar el aire acondicionado de tu coche correctamente

La primera gran ola de calor del verano ya está aquí. Esto implica que nuestros ventiladores y aires acondicionados van a empezar a trabajar por nosotros. Pero, ¿sabemos en realidad sacarle partido a estos aparatos? Es decir, parece sencillo su funcionamiento, pero sacarle partido y hacer un uso responsable, resulta más complejo. Desde DetailCar vamos a darte una serie de consejos para utilizar el aire acondicionado de tu coche correctamente.

Utiliza el aire acondicionado de tu coche correctamente

A continuación te vamos a ofrecer una pequeña guía. Te sorprenderá como nuestro uso del aire acondicionado no es el adecado. No solo perjudicamos el funcionamiento de la maquina, sino también gastamos energía de manera innecesaria.

Antes de encender el aireacondicionado, ventila tu vehículo

Llegamos al coche y, lo primero que hacemos es encender el ventilador a su máxima potencia. Muy mal. La puesta en marcha del sistema requiere un arranque a poca velocidad, y para ello lo que debemos hacer es ventilar el habitáculo durante unos minutos abriendo las ventanillas, mientras ponemos en marcha el ventilador a bajas revoluciones durante tres o cuatro minutos. Esto se puede hacer, y es muy recomendable, mientras rodamos algunos metros. Si bien  notaremos que el aire sale algo caliente al principio, en cuanto el sistema esté preparado y comience a salir aire algo fresco, podremos aumentar la velocidad del ventilador para que alcancemos la temperatura deseada lo antes posible. Una vez conseguida, iremos regulando la velocidad del ventilador hasta que latemperatura idónea se mantenga con la menor velocidad posible

Selecciona la temperatura ideal para el habitáculo

Una vez el sistema ya está en marcha, ya lanza aire frío, ¿qué temperatura es la ideal? Solemos cometer el error de poner una temperatura muy baja al principio para sentir frescor inmediato. Eso no es bueno. Hay que poner una temperatura de entre 22 y 24 ºC para viajes. Conviene moverse en esa franja según el número de ocupantes y la percepción térmica de todos, pues cada persona tiene su propia temperatura corporal. Este margen se evitarán resfriados imprevistos, pues viajar con los grados inadecuados puede provocar una diferencia excesiva entre la temperatura del interior del coche y la que notaremos cuando nos bajemos del mismo.

No te dirijas el aire frío directamente

Otro de los errores que solemos cometer es dirigir el chorro del aire acondicionado directamente hacia nosotros. El resfriado y las bacterias acechan. Lo ideal es, teniendo en cuenta que el aire frío es más pesado que el caliente, dirigir hacia arriba las rejillas centrales. Esto provocará el movimiento continuo del aire por convección en el habitáculo. Las salidas laterales pueden dirigirse hacia las ventanillas para minimizar la temperatura que pueden alcanzar los cristales cuando el sol incide sobre ellos.

Recuerda, el aire acondicionado es una medida de seguridad como el cinturón

Circular con una temperatura agradable en el habitáculo es algo que no solo nos hace los viajes más llevaderos: también desempeña su papel en la seguridad al volante. Evita la fatiga, pues el cansancio se agudiza si pasamos calor realizando un desplazamiento, y la peligrosidad aumenta en relación a la duración del mismo.

Leave your comment

Please enter your name.
Please enter comment.

Uso de cookies
Para garantizarle una navegación por nuestra web segura y de calidad, le informamos que utilizamos Cookies. Si está de acuerdo clique ACEPTAR. Puede bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Para más información consulte nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies